lunes, 5 de octubre de 2009




Triana va por la vera misma de la madruga
viendo como se le va, su virginal marinera
y el Altozano espera, y escondida entre el gentío
da fe del escalofrío cuando la Esperanza
siente que ya su paso es el puente
y su costalero el rió.

A.G. Barbeito

No hay comentarios: