martes, 12 de octubre de 2010

La entrega de hoy de los amigos de la cerería, y en esta ocasión me hace especial ilusión, pues aparte de ser amiga y asidua a la cerería, la considero como mi madre cofrade, la que siempre esta pendiente de mi y de todas las cosas que hago, siempre tiene un si, cada vez que le pido algo, siempre esta ahí. Bueno les dejo con Marisol Sánchez, hija del fundador de la cofradía de la que soy hermano e historia viva de mi cofradía.
AMIGOS DE LA CERERIA

Nombre y Apellidos: Marisol Sánchez Sánchez

Tu Hermandad: Cofradía de la Entrada Triunfal de Cristo en Jerusalén, Santísimo Cristo de la Paz y nuestra Señora de la Palma

Cofradías donde sales: En la anteriormente citada.

Tu puesto en la Cofradía: Vocal de la Junta de Gobierno.

Un día de la Semana Santa: Domingo de Ramos y madrugada del Viernes Santo. No elegir uno de entre estos dos días, pues forman parte de una misma visión y vivencias

Un recuerdo: Semana Santa es recordar de inmediato a mi padre, Paco Sánchez García.

Un Olor de Semana Santa:
El aroma que dejaba tras si el paso de palio.

Cofradías de día o de noche: Vuelvo a decir que no puedo elegir. La luz del día que sirve de palio y tamiza los brillantes colores de la naciente primavera para Domingo de Ramos y la luz plateada, cálida y siempre fiel compañera del Cristo de la Paz.

Una Dolorosa: La Virgen de la Palma. (Badajoz)

Un Nazareno: El Cristo de la Espina. (Badajoz)

Un Misterio: No sé como se llama el paso, pero sería Jesús un momento antes de expiar, entregándonos su testamento de amor a toda la humanidad.

Un Crucificado :
El Cristo de la Paz ( Badajoz)

Un Palio: Nuestra Señora de la Palma ( Badajoz)

Una marcha de Cristo: Caridad del Gualdaquivir tocada por Agrupación Musical.

Una marcha de Palio:
Dos, Amargura y La Madruga.

Una flor para paso Cristo: Un lirio del campo.

Una flor para el Palio: Una azucena blanca.

Un momento especial en tu Estación de Penitencia: La salida de la Virgen del templo parroquial, está llena de hermosos recuerdos y es todo un lujo ver el primer saludo que la Madre de Dios hace a todos los sanroqueños que han venido a piropearla, aplaudirle… , en definitiva a mirarse y dejarse querer por la sencilla Señora de San Roque.

Marisol junto a su hija Sol ( colaboradora de esta cerería ) en el besapies al Cristo de la Paz.

4 comentarios:

JMGarrido dijo...

Una gran mujer...

Cerero dijo...

Sin duda amigo José,

Anónimo dijo...

Una gran mujer, una gran madre y una magnifica persona que siempre intenta que nuestro amor cofrade nunca falte en nuestros corazones.
mamá wapaa!!

Sol

JMGarrido dijo...

¡¡Olee!!