jueves, 19 de mayo de 2011

Un madruga distinta, un día de nervios y rarezas, pero donde volvió el verdadero espíritu de la procesión del Cristo de la Paz, en todo los sentidos.


No hay comentarios: