martes, 21 de junio de 2011

Atado a tus manos, siempre vamos así, como el nazareno del Silencio en su besapies.


No hay comentarios: