viernes, 8 de julio de 2011

Cuanta pena hay en su cara, si es que su nombre lo dice Consolación y eso es lo que buscamos a veces consuelo ante la perdida.



No hay comentarios: