miércoles, 21 de septiembre de 2011

 Jamás brillo tanto, jamas se irá ese brillo, porque se clavo para siempre.



No hay comentarios: