viernes, 23 de septiembre de 2011


Palma y Paz, devoción de un barrio, que bella estaba ese día.



No hay comentarios: