jueves, 29 de septiembre de 2011


Una espalda marcada por el dolor y el sufrimiento, separada del madero en el momento de buscar aire ante la elevación a la cruz.



No hay comentarios: