lunes, 10 de octubre de 2011


Tú me das todos los días Esperanza, y nunca la pierdo, porque como se puede estar sin Esperanza, sin tu Esperanza Macarena.



No hay comentarios: