miércoles, 9 de noviembre de 2011

 Desemparado y abandonado, el crucificado que aglutina la devoción de un barrio, el del Cerro del Águila.



No hay comentarios: