miércoles, 30 de noviembre de 2011


Rendido voy por ti, rendido y con las manos abiertas me entrego a ti, Señor de la Redención.



No hay comentarios: