jueves, 16 de febrero de 2012


Contraluz del Señor del Amparo, dame tu amparo y y no me dejes nunca.



No hay comentarios: