miércoles, 8 de febrero de 2012

 Una mirada suplicante, pidiéndote consuelo, y que no me abandones, el Cristo de la Angustia, de la Hdad. de la Estación.

No hay comentarios: