miércoles, 25 de abril de 2012


Y la Esperanza bajo, para que depositáramos nuestros besos en su mano, en forma de suplica y oración.



No hay comentarios: