viernes, 25 de mayo de 2012


No hay una vez que me postre ante ti, que tu sabes lo que te hablo, solo tu,  mi Señor del Gran Poder

No hay comentarios: