martes, 22 de mayo de 2012


Tu humildad, me llena y siempre me guía, hacia ti, siempre Humilde, Señor de la Oración. 



No hay comentarios: