miércoles, 20 de junio de 2012


Cuanta resignación hay en su mirada ante el castigo sufrido, pero a la vez cuanto amor, refleja, el Señor de la Hdad. de las Cigarreras.



No hay comentarios: