viernes, 8 de junio de 2012


Siempre mi último suspiro será por ti, Cristo de la Expiración, Cachorro mío.


No hay comentarios: