viernes, 6 de julio de 2012


Orando al cielo siempre por ti, Señor de las Penas.


No hay comentarios: