domingo, 2 de septiembre de 2012

 
Ante ti me pongo, con una sola oración y un pensamiento por ti, Señor del Gran Poder.


No hay comentarios: