martes, 25 de septiembre de 2012


Desde la primera vez, quede prendido de tu mirada y así sigo para no dejarte de acompañar siempre, Señor del Prendimiento.






No hay comentarios: