lunes, 22 de octubre de 2012


Se queda prendido el pabilo de este codal dentro del farol protegiendo esa luz de la ilusión que nunca se me apaga y que siempre estará. 


No hay comentarios: