jueves, 21 de febrero de 2013


Lo bello de lo efímero, un altar como el de la Soledad de San Lorenzo. 


No hay comentarios: