domingo, 17 de marzo de 2013


Cerramos la cerería esta noche, pero me quedo orando por ti, suplicando por ti, con las manos unidas a ti, Señor de la Penas.


No hay comentarios: