jueves, 12 de diciembre de 2013


Siempre que voy a la Iglesia de Santiago es para disfrutar, y esta vez tocaba con la belleza de la Virgen del Rocio, obra que tallara Castillo Lastrucci, con cierto rasgos macarenos y que tanto me recuerda a la Esperanza de San Andrés de aquí. La Virgen estrenaba el manto y el tocada era muy original con un Ave María en el pecho.





No hay comentarios: