sábado, 9 de mayo de 2015



Siempre clavado a ti, siempre por tu amor, Cristo de la Paz. 


No hay comentarios: