martes, 1 de septiembre de 2015


Señor de la Sentencia, emoción y ternura en su mirada.


No hay comentarios: