martes, 16 de febrero de 2016


Comienzo una nueva sección dentro de la Cuaresma, un tema que hasta ahora no le había dedicado mucho tiempo, aunque me apasiona y me gusta el trabajo y las cosas bien hechas. Abrimos una nueva ventana al mundo del costal y el martillo, todo lo referente a este colectivo tan importante dentro de la Semana Santa. 

Y empezamos con la soledad de la parihuela, esperando el primer martillazo y sentir el costal en el palo, para convertirse en los pies de su Cristo o su Madre. 


No hay comentarios: