miércoles, 27 de abril de 2016


La inmensidad del Cristo de la Paz en su besapié. 


No hay comentarios: